Los beneficios de las fajas post parto

Tras dar a luz, muchas mujeres se plantean empezar a utilizar faja postparto para reorganizar los órganos abdominales y reducir la hinchazón. Lo cual de hecho es algo que muchos médicos recomiendan, por lo que sin duda alguna se trata de algo con lo que se debe contar luego de haber dado a luz. Entre los beneficios de usar fajas post parto se pueden mencionar:

  • Llevarla permite hacer ciertos movimientos que podrían resultar dolorosos después del parto, dándote más seguridad y comodidad especialmente tras una cesárea.
  • Ayuda a disminuir el dolor de la columna y da estabilidad a la espalda. Este dolor puede estar causado por la debilidad de los músculos abdominales, por lo que la faja contribuye a mantener una buena postura.
  • Después de todos los cambios físicos que se experimentan durante el embarazo, el uso de la faja ayuda a que el útero, los órganos y la piel se reorganicen y vuelvan al estado en el que estaban antes del embarazo. Además, evita la diástasis abdominal, o separación de los músculos que componen la pared abdominal.
  • A nivel estético, favorece una figura más estilizada, algo que a algunas mujeres les puede servir de ayuda para sentirse mejor y mejorar su autoestima.

En caso de que decidas utilizar la faja posparto, debes tener en cuenta que la puedes usar, como máximo, durante tres meses. A partir de entonces, tus músculos necesitarán fortalecerse gracias a ejercicios físicos.

Cabe destacar el hecho de que luego de haber realizado el debido reposo, es importante consultar con tu médico el inicio de actividad física, especialmente en el área abdominal, con el fin de recuperar el tono de la zona. Pues al momento de depender únicamente de la faja, puede que la piel se acostumbre a tener todo el tiempo este sostén y por lo tanto se debilite a un más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *